sábado, 31 de octubre de 2015

Descompresión Axial Vertebral

Hola amig@s de Blog Haciendo Deporte, aquí os traemos una nueva entrada en este vuestro blog deportivo. Hoy abordaremos un nuevo concepto de trabajo para la recuperación de patologías a nivel dorsal y lumbar, se trata de la conocida Descomprensión Axial Vertebral. 


¿QUÉ ES LA DESCOMPRESIÓN AXIAL VERTEBRAL?

Es una terapia indolora y sin cirugía, es un sistema exclusivo que a través de una mesa computerizada consigue la descompresión intervertebral mediante distracción y sin producir espasmo muscular a diferencia de los métodos de tracción convencionales. Supone un gran avance en la ciencia de descompresión no-quirúrgica y ofrece una manera nueva de tratamiento de los problemas de discos intervertebrales lumbares y cervicales.

Mientras que la distracción que alcanzan los métodos de tracción habituales es de +40 mm de mercurio con la Descompresión Axial Vertebral es de -150mm de mercurio creando un “vacío“.

El objetivo de reducir la presión intradiscal es mejorar la difusión osmótica de fluidos y nutrientes hacia el disco, fomentando las propias capacidades fisiológicas de regeneración. Esto supone grandes mejoras en problemas como hernias discales ya que la mejora de las condiciones del disco intervertebral llevara a que deje de presionar raíces nerviosas evitando el dolor y la gran incapacidad que estas patologías suponen.

INDICACIONES

Es un proceso vinculado a la seguridad, debe hacerse en una columna anatómica y estructuralmente estable. Las evaluaciones estandarizadas médicas y fisioterápicas completadas antes de que el paciente inicie el tratamiento determinaran si una persona es apta para la terapia.
  • El paciente con clínica y/o evidencia radiológica de hernia, protusión o degeneración discal es el ideal.
  • Radiculopatía ciática
  • Estenosis de canal
  • Síndrome Facetario
  • Pacientes en los que la cirugía de columna ha fallado


CONTRAINDICACIONES
  • Lesiones patológicas o malformaciones congénitas que alteren la integridad y estabilidad de las estructuras vertebrales.
  • Neoplasia
  • Espina bífida
  • Espondilolistesis a partir de grado 2
  • Osteoporosis con más de 45% de pérdida de hueso
  • Embarazadas
  • Menores de 15 años
  • Fracturas

PROTOCOLO

A cada paciente se le revisa su historia médica y sus informes radiológicos para asegurar que es un candidato apto para el tratamiento.

El paciente recibe de 18 a 20 sesiones de 30 minutos de duración, normalmente administradas entre 4 y 5 días a la semana durante un periodo 4 a 6 semanas. Se lleva a cabo con el paciente totalmente vestido y está descrito como seguro y no doloroso, incluso quedándose el paciente dormido. Se comenzará con una fuerza de distracción calculada según las condiciones personales de cada persona, en cada sesión dicha fuerza de distracción se irá aumentando progresivamente creando un efecto acumulativo.

Cada sesión se supervisa por un fisioterapeuta. En el tratamiento lumbar se coloca adecuadamente al paciente decúbito supino sobre la mesa de descompresión. La parte superior del tronco se asegura mediante un arnés a la sección fija de la mesa de descompresión, mientras que la pelvis del paciente se asegura y sujeta mediante unas contenciones situadas en la sección móvil de la mesa. Una zona específica a nivel de la pelvis bascula y se inclina en un rango de 25 grados que permite focalizar el tratamiento al nivel vertebral deseado. Un avanzado sistema computerizado controla la tensión de distracción, respiración y desarrollo de la sesión plasmándolo en una gráfica.

Para el procedimiento cervical el paciente también se coloca decúbito supino, la mesa dispone de un sistema cervical específico que también bascula inclinándose los grados necesarios para incidir en segmentos cervicales concretos, el paciente se tumba posicionando la cabeza en esta zona de la mesa cuyo diseño permite una buena sujeción de la base del cráneo permitiendo una descompresión controlada.

Durante las semanas de tratamiento el fisioterapeuta controlará el progreso de la terapia, y dará al paciente una serie de pautas a seguir como son beber mucha agua y evitar ciertos ejercicios y posturas.

Una vez finalizado el proceso el paciente deberá comenzar un reentrenamiento progresivo, realizando ejercicios adecuados para proteger la musculatura y volver a recuperar toda la funcionalidad. Se recomiendan sesiones de recordatorio pasados unos meses.



Esperamos que guste a tod@s




Fuente de la información: http://www.efisioterapia.net/

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hay que tener un gran cuidado para no sufrir lesiones como esas

    ResponderEliminar